Los 3 claves para organizar tus talleres con personas con deterioro cognitivo

 

Actualmente la población cada vez se ve más envejecida, y por ello cada vez tenemos más casos de personas con deterioro cognitivo. La estimulación global es una de las claves más importantes en estas enfermedades. Y por supuesto la organización de su día a día.

 

Por ello te voy a contar las 3 claves más importantes para organizar tus talleres:

 

1.- TRABAJAR TODOS LOS ÁMBITOS (ESTIMULACIÓN GLOBAL):

Una de las claves más importantes es trabajar todos los ámbitos de la estimulación, es decir hacer un programa de tratamiento de estimulación global, ya que muchas veces nos centramos únicamente en el área cognitiva, y dejamos a un lado las demás áreas:

  • Área cognitiva: en estos talleres debemos hacer una buena planificación de las actividades que vamos a realizar en función de las capacidades de cada persona y de cada grupo. Si quieres ampliar tus conocimientos de como planificar un taller de estimulación cognitiva centrado en cómo hacer un taller de memoria, entra aquí: CURSO y apúntate a nuestro curso, es muy práctico.

  • Área física: respecto a estos talleres nuestra recomendación es planificar un programa de psicomotricidad, en el cuál vamos a trabajar a nivel físico y además a nivel cognitivo. Es una actividad muy completa, en la cual se han visto numerosos beneficios a nivel cognitivo, funcional y conductual.

 

  • Área emocional: es una de las áreas más importantes, ya que cuando llegamos a una edad, vamos perdiendo muchas capacidades y para nuestros pacientes es muy duro. Por ello debemos reforzar su autoestima, sus ganas de disfrutar, de cantar, divertirse…Por lo que diariamente debemos tener un taller relacionado con esta área, aquí os dejamos unas ideas: taller de relajación, taller de arte terapia, taller de baile, taller de musicoterapia, taller de pintura…

 

 

2.- GRUPO:

Otro punto a tener en cuenta muy muy importante es el grupo. Cuando nos llega un nuevo paciente lo primero que debemos hacer es una valoración, principalmente de las capacidades cognitivas. Ya que es clave a la hora de asignarle un grupo. Muchas veces los pacientes rechazan venir a terapia, porque no se ven identificados con el grupo, principalmente porque el deterioro cognitivo, es decir el estadio en el que se encuentran, no es el mismo. Seguramente muchos veces les habréis oído decir, yo no soy tan mayor, o yo estoy mucho mejor… Por ello es muy importante hacer una buena organización de las personas que metemos en cada grupo. Dependerá de varias cosas, las más importantes son el deterioro cognitivo y la edad.

 

Para asignarles el grupo idóneo y de forma rápida, ya que muchas veces no tenemos el tiempo suficiente para hacer una valoración completa, le pasamos el Mini Mental State Examination, un test muy básico pero muy rápido de administrar, y le asignamos un GDS, y en función del GDS le incluiremos en un grupo u otro. También  debemos tener en cuenta la edad, cada día tenemos pacientes más jóvenes, y como os he comentado antes, muchas veces no encajan por este motivo, ya que ellos no son tan mayores.

 

Si nuestros pacientes se encuentran a gusto en un grupo, su motivación por participar, y acudir a los talleres será mucho mayor.

 

3.- MOTIVACIÓN:

Aquí os dejo la 3 clave, y más importante: LA MOTIVACIÓN. ¿Cuántas veces te has encontrado pacientes que no quieren ir a terapia, que les parece absurdo los talleres que realizamos? ¿Qué te dicen que eso es una tontería?

 

Esto se debe principalmente a la falta de motivación. Te lo voy a explicar con un ejemplo, ¿te acuerdas cuando eras niño y te hacían estudiar matemáticas? ¿o historia? ¿o quizá química? Y la verdad que no te apetecía, te aburrías y ¿cada vez que tenías que hacerlo era un suplicio para ti? Pues lo mismo les pasa a nuestros pacientes, que no están motivados. Ir a los talleres les parece lo más aburrido del mundo, y encima se hacen la misma pregunta que hacías tú de pequeño ¿pero para que me sirve esto?

Por esto es muy importante conocer a nuestros pacientes y sobre todo conocer sus gustos, sus hobbies, sus pasiones… Tenemos que intentar realizar nuestros talleres en función de sus intereses. Con esto me refiero a por ejemplo si tenemos un paciente que le encantan los animales, la naturaleza…lo que debemos hacer es adaptarnos a él, por ejemplo hacer fichas donde le digamos varios animales y nos los tiene que clasificar en mamíferos, aves… o bien darle una sopa de letras con la imagen de los animales y él tiene que decir cómo se llaman y buscarlos, podemos hacer una sesión de estimulación oral donde hablemos de los animales que hemos tenido, como se llamaban…Incluso si nuestro centro nos lo permite, contratar terapia asistida con animales. De esta forma estamos hablando de un tema que le gusta y entra en juego la motivación. Es preferible que venga solo un día pero motivado, que estemos luchando con él todos los días para que venga a terapia.

 

¿Qué ocurre en el cerebro cuando una persona está motivada? La motivación desempeña un papel imprescindible en la atención y la memoria. Cuando una persona está motivada, se genera un neurotransmisor llamado dopamina, este neurotransmisor es  fundamental tanto para mantener el foco de atención sostenido en el tiempo como para fijar los aprendizajes y conocimientos en nuestra memoria a largo plazo. Por ello es muy muy importante la motivación en nuestros tratamientos.

 

También tenemos pacientes que sí les gustan las fichas, ya que siempre les ha gustado hacer crucigramas, sudokus…Pero con estos pacientes también tenemos que motivarles constantemente por que muchas veces entramos en rutina y la motivación se pierde, por ello, te regalamos un libro de ejercicios de estimulación cognitiva, que puedes descargarlo entrando en este enlace LIBRO e inscribiéndote a nuestro boletín.

 

También tenemos que entregarles fichas adecuadas a su deterioro cognitivo, ya que se pueden sentir frustrados al no conseguir realizarlo o bien, que es una tontería lo que les estamos mandando.

 

Y por último cuando realizamos un ejercicio, una actividad debemos decirles para que sirve, con el fin de que vean lo útil que es para ellos. Por ejemplo, cuando realizamos un ejercicio de memoria episódica, en el que la persona tiene que memorizar una serie de imágenes, les podemos decir que  con esta actividad estamos trabajando el proceso de aprendizaje, de almacenamiento y recuperación. Por lo tanto, esta actividad les ayudara en un futuro a recordar mejor quien vino ayer a visitarles o donde dejaron las llaves, entre otras cosas.

 

Si pones en práctica estas 3 claves, seguramente que tus pacientes estarán encantados con la terapia.

 

Recuerda apuntarte a nuestro boletín para recibir nuestro libro gratuito de ejercicios de estimulación cognitiva

Y si quieres ampliar tu formación, no dudes en apuntarte a nuestros cursos. Son muy prácticos.

febrero 19, 2018

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *